El Ayuntamiento de Mieres ha emitido la Aprobación Previa del Plan Especial de la reforma de la subestación eléctrica de Viesgo en Santa Cruz de Mieres, una autorización muy relevante para el proyecto. Atendiendo al calendario previsto para los permisos pendientes, todo apunta a que la autorización de construcción llegará a lo largo del último trimestre del año 2019.

El proyecto de Viesgo para realizar la reforma integral de la subestación de Santa Cruz de Mieres, instalación fundamental en la zona central de Asturias, cuenta con una inversión total de más de 14 millones de euros, que están incluidos en el plan de inversión plurianual de Viesgo aprobado por el Gobierno regional. Dicho plan contempla una inversión bruta de más de 55 millones de euros en el Principado de Asturias entre los años 2020 y 2022.

Del total de este plan, 47 millones de euros, un 84% del total del presupuesto, serán destinados a inversiones en la red de distribución de Asturias, en concreto a subestaciones, líneas y centros de transformación. Adicionalmente, Viesgo prevé destinar en el Principado en los próximos tres años cerca de 10 millones de euros a otras inversiones, principalmente dirigidas a la automatización y digitalización de las redes para el desarrollo de una Smart Grid (red inteligente) en Asturias, en línea con el proceso de transformación energética, un objetivo de la Unión Europea y del Gobierno de España con el que Viesgo está comprometida.

La subestación de Santa Cruz, proyecto clave de Viesgo en Asturias

La subestación de Santa Cruz tiene un papel fundamental para el suministro de energía eléctrica a los municipios de Aller, Mieres y Lena. Viesgo, en su compromiso con la preservación del medio ambiente y apostando por la innovación y la modernización de sus redes de distribución, ha planteado una reforma integral de esta instalación para que se reduzca considerablemente su impacto ambiental y acústico. El municipio también se verá beneficiado con la rehabilitación de los espacios colindantes y su acondicionamiento como zonas verdes.

En la actualidad, la subestación de Santa Cruz consta de 3 niveles de tensión: 132 kV, ubicado en intemperie y de 30 y 12 kV, que se encuentran en las instalaciones del antiguo edificio de la Central Térmica de Santa Cruz, que comenzó a producir energía a partir del carbón de los yacimientos en el año 1913 y que en los años 80 quedó fuera de servicio.

La reforma de la subestación garantiza una instalación más moderna y segura que además se ubicará en un edificio considerablemente más pequeño e integrado en el entorno, con nuevos y punteros sistemas digitales de protección, control y medida.

Una vez reformada la subestación, Viesgo acometerá la rehabilitación de los restos de la edificación original de la Central Térmica de Santa Cruz, que aún posee un conjunto turboalternador que data de 1915 y que constituye una pieza de patrimonio histórico- industrial con interés técnico y cultural. Esta actuación se enmarca en la política de responsabilidad de Viesgo por preservar el patrimonio industrial, parte de la historia de la compañía y de la tradición industrial de la comarca.