Construcciones Domeño, tras el éxito obtenido hace ya siete años con el proyecto ZERO2020 que supuso un gran avance en eficiencia energética al ser el primer edificio con estándares de consumo casi nulo, da un paso más con su proyecto SOLARHAUS que incorpora sistemas que aprovechan la energía solar y la energía aerotérmica, totalmente gratuitas y renovables, y apuesta por priorizar el autoconsumo eléctrico frente al uso de combustibles fósiles.

Esta nueva promoción, que se construirá en Ripagaina (Burlada) y contará con 38 viviendas de VPT y 38 viviendas libres, será pionera al ser la primera promoción de viviendas en altura de España que cumpla con nota los requisitos de la nueva reglamentación CTE 2019 y uno de los primeros edificios de esta tipología de Europa con estándares de ZERO energía, ya que el edificio genera aproximadamente la misma cantidad de energía que se consumirá en calefacción, ACS y gasto energético en zonas comunes. El inicio de la edificación está previsto para este año y la finalización de los dos bloques para 2021.

La mayor peculiaridad de esta nueva promoción de viviendas es que será mayoritariamente eléctrica. SOLARHAUS incorpora una gran instalación fotovoltaica que cubre la totalidad de las cubiertas que generarán suficiente electricidad para alimentar las bombas de calor, entre otros servicios.

En el edificio de VPT se instalarán en la cubierta 187 paneles, mientras que en el de viviendas libres se colocarán 164 paneles, en ambos casos con diferentes tamaños e inclinaciones con el objetivo de obtener la máxima energía a lo largo del año. En este sentido, la estimación de producción anual es de 106.094kWh.

Dichas bombas de calor aprovecharán la energía aerotérmica produciendo agua caliente para abastecer los sistemas de ACS y calefacción del edificio, abundando en el consumo de energías renovables.

En condiciones normales, la bomba de calor aerotérmica produce 4 kW de energía térmica que se utilizarán para satisfacer las necesidades de ACS y calefacción del edificio, teniendo en cuenta que tan solo consume 1 kW de electricidad, captando los 3 kW restantes del aire ambiente de manera gratuita.

El balance energético ZERO

El edificio, con un balance energético ZERO, genera la energía que consumirán las viviendas en calefacción y ACS, además de la electricidad necesaria para las zonas comunes del edificio como los ascensores, la iluminación y la ventilación. El excedente de electricidad podrá ser exportado, lo que unido al bajo coste energético del edificio, se traduce en una reducción importante del gasto para los usuarios.

Así, en los meses centrales del año se producirá más electricidad que la consumida al contar con más horas de luz solar y un consumo nulo de calefacción, permitiendo volcar los excedentes en la red. De esta forma, en los meses más fríos, se recuperará dicha electricidad volcada a la red obteniendo un balance muy equilibrado de consumo durante todo el año.

Calificación energética excepcional

La innovación llevada a cabo en SOLARHAUS se ve reflejada en una etiqueta energética muy superior al estándar de la normativa de CTE 2019 de próxima aplicación, gracias a un proyecto pionero en España y uno de los primeros en Europa en viviendas en altura, y que marcará tendencia gracias al autoconsumo del edificio y al aprovechamiento de las energías renovables que en él se han implantado.

Los motivos que han llevado a este salto son una envolvente térmica de gran calidad, unos sistemas de generación de energía de muy alta eficiencia y un campo solar fotovoltaico muy significativo. Así, el consumo máximo de energía primaria no renovable en SOLARHAUS es de 0,64 KWh/m2, frente a los 33,1 KWh/m2 que exigirá el mínimo cumplimiento del CTE 2019 o los 37,5 KWh/m2, de la calificación A de la CTE 2013 para la zona climática de Pamplona.