La UE está actualizando su marco de política energética de una manera que facilitará la transición de energía limpia y la adap- tará al siglo XXI. El paquete de energía limpia de la Unión Europea con todas sus reglas nuevas se adoptará formalmente los próximos meses de este 2019. Estos cambios marcaran un paso importante hacia la creación de la Unión de Energía y el cumplimiento de los compromisos del Acuerdo de París por parte de la Unión Europea. La implementación de este paquete implica cambios en la organización del mer- cado eléctrico, en el sector de la construcción, en las comunicaciones públicas y en el autoconsumo. Como aseguró Ferran Terradellas, Director de la Oficina de la Comisión Europea en Barcelona: “Se trata de un paquete de energía limpia para todos los europeos, así pues, no se tomarán las decisiones solamente desde Bruselas, sino que cada uno de los territorios tiene que tomar sus medidas adaptadas a la realidad propia. Actualmente, el marco legislativo ya está acordado, ahora es necesario su implementación”. “El cambio climático es la razón de ser de la transición energética”, afirmó Manel Torrent, Director de ICAEN. En Catalunya el 75% de las emisiones vienen causadas por el ámbito energético, por eso, cuando hablamos de transición energética, también nos referimos a la lucha por el clima. Des del punto de vista de Xavier Farriols, Presidente del CEEC, “estamos en un momento en que el consumidor empieza a tomar conciencia del cambio climático, a evaluar el origen de la energía de consumo y a aplicar medidas de eficiencia energé- tica en sus casas y negocios. Ahora bien, el único cambio no es el cambio climático, Europa tiene una fuerte dependencia de los combustibles fósi- les, tenemos una autosuficiencia energética muy baja”.

Carmen Gimeno, Socia de PR Advocats y Secretaria General de GEODE, ex- plicó que el Clean Energy Package es consecuencia de los objetivos de la polí- tica energética de la Unión Europea. Europa ha estado más ambiciosa y ha fijado nuevos retos para el año 2030: un objetivo vinculante de energía renovable de al menos el 32% y un objetivo de eficiencia energética de al menos el 32,5%. En cuanto al mercado de electricidad, el objetivo de interconexión del 2030 es del 15%. “Estos objetivos estimularan la competitividad industrial de Europa, impulsaran el crecimiento del trabajo, reducirán las facturas de energía y ayudaran a combatir la pobreza energética y mejorar la calidad del aire”, aseguró. Todo esto requiere fuertes inversiones que la Comisión Europea estima que tendrán un valor de hasta 75 mil millones de euros anuales, des de ahora y hasta el 2030.

Posteriormente, Pedro González, Director de Regulación de AELEC, analizó el impacto que el Clean Energy Package tendrá para el sector eléctrico y en espe- cial, para los distribuidores en el àmbito estatal, haciendo especial énfasis en los retos que se plantean de cara al 2030, a raíz de los objetivos definidos tanto en el ámbito europeo como en el estatal con la reciente aprobación del Plan Nacio- nal Integrado de Energía y Clima.

En la mesa redonda posterior, diversos representantes de organizaciones del sector de la energía, como Energia Local, Entra, IREC, Teknocea, km.0 Energy y Schneider Electric debatieron, desde puntos de vista complementarios, sobre las consecuencias que este nuevo paquete normativo de la Unión Europea ten- drá sobre el sector y los nuevos modelos de negocio que se desarrollaran. La mesa redonda estuvo moderada por Joan Batalla, Director General de FUNSEAM.