Torqeedo ha equipado la primera embarcación solar de recogida de aguas residuales del mundo con un sistema integrado de propulsión eléctrica. La embarcación se entregó hace poco al municipio de Branford (Connecticut).

Se construyó en los astilleros “Pilot’s Point Marina” de Westbrook para las autoridades sanitarias del East Shore District, está fabricada de aluminio y tiene unos ocho metros de eslora. Su finalidad es evitar que se viertan a las masas de agua de la región aguas grises sin depurar.

El sistema de propulsión de la embarcación está formado por dos fuerabordas Cruise 4.0 de Torqeedo, cuatro baterías Power 48 de iones de litio de Torqeedo, cuatro cargadores, así como una pantalla de control para el puesto de gobierno, en la que se proporciona información constantemente actualizada acerca del estado del sistema, la autonomía y la velocidad. Los motores se alimentan con la corriente eléctrica procedente de las baterías, que, a su vez, se recargan con ocho módulos solares de 100 W: 400 W para cada banco de baterías. Además, las baterías Torqeedo propulsan la bomba de 2 CV, 48 V, y cuentan con la capacidad necesaria para mantener la embarcación en funcionamiento durante todo el día.

La innovadora embarcación es el fruto de un proyecto de investigación conjunto de la School of Public Health der Universität Yale y las autoridades sanitarias del East Shore Distric. El proyecto se financió en el marco del Clean Vessel Act con fondos del U.S. Fish and Wildlife Services y del Connecticut Department of Energy and Environmental Protection. Además, se realizaron campañas locales de recogida de fondos para el proyecto. El Clean Vessel Act promueve la construcción y el funcionamiento de estaciones y embarcaciones de vaciado de aguas residuales de barcos, así como estaciones de recogida de aguas grises de embarcaciones. Esta infraestructura permite a los navegantes de veleros y embarcaciones de motor eliminar sus aguas residuales de forma segura y sostenible y, de este modo, contribuir a la limpieza de las aguas del país.

“La embarcación, propulsada por energía solar, establecer los estándares necesarios para futuras embarcaciones de recogida de aguas residuales para las regiones costeras”, afirma Steve Trkla, Presidente de Torqeedo Inc. “Se trata de una solución limpia, ecológica, sin emisiones y que cuenta con una larga vida útil, requiere un mantenimiento reducido y costes de funcionamiento mínimos.”

Michael Pascucilla, Presidente y Director de las autoridades sanitarias del East Shore District lo corrobora: “A partir de ahora contamos con la primera embarcación de recogida de aguas grises propulsada por energía solar de todo el mundo: es un momento histórico para los municipios costeros, nuestro estado y nuestro país. El barco no solo protege nuestras áreas costeras, playas, centros de cultivo de algas y moluscos, sino que, además, contribuye a luchar contra el cambio climático, que supone una amenaza inmediata para los municipios costeros de Connecticut. Como ente público, nos comprometemos por el interés de toda la población y consideramos que la reducción de nuestras emisiones de CO2 supone una importante aportación para proteger el medio ambiente de nuestros municipios. Los resultados relativos a la utilización de energía solar en el sector náutico recabados durante este proyecto indican que dicha energía supone una alternativa realista a los motores de combustión convencionales. Esperamos que el éxito de este proyecto contribuya a seguir aumentando la acogida de estas tecnologías”.