El sector fotovoltaico, representado por UNEF, valora positivamente, tras años de espera y demanda,  la convocatoria de subvenciones a la inversión que realizará el Ministerio para la Transición Ecológica a través del IDEA y cofinanciados por los fondos FEDER a las Islas Baleares. Dichas ayudas estarán destinadas al impulso de la instalación de tecnología solar fotovoltaica con el objeto de reducir sus emisiones de CO2, cuyo mix actual de producción energética es no sólo uno de los más contaminantes de España sino que además tiene un coste de generación eléctrica de casi el doble que la media peninsular (84,6 €/MWh insular frente a una media peninsular de 50 €/MWh en 2017).

Las subvenciones a la inversión de 40 millones de euros deberían facilitar la instalación de 250 MW de nueva potencia, lo que aportaría un ahorro al sistema eléctrico de al menos 16,5 millones de euros anuales. Esto supone que las ayudas a la inversión serían recuperadas en ahorros al sistema en menos de 2,5 años, y contribuirían a reducir de forma notable el coste de la producción eléctrica, pasando de los actuales 84,6 euros/MWh a 45 euros/MWh, con el consiguiente ahorro en factura para los ciudadanos baleares y para todos los españoles.

Para un total de 250 MW de nuevos parques solares FV a instalar, el ahorro que supondría para el sistema español sería el siguiente:

 

 

    AHORRO IG (7%) Total ahorro Total ahorro
MW MWh/MWp MWh €/AÑO €/año €/año €/año/MW Ton/CO2/año
250,00 1.550,00 387.500 15.345.000 1.220.625 16.565.625 66.260 325.500

 

Este impulso es completamente necesario, pues actualmente las Islas Baleares se caracterizan por contar con un mix energético altamente contaminante (más del 66%), constituido por instalaciones de origen fósil con más de 20 años de antigüedad: se emiten 0,84 Ton de CO2 por cada MWh generado, frente a las 0,16 emitidas en la península.  así como por un sobrecoste anual de producción de electricidad del doble respecto a la media peninsular. Al respecto, José Donoso, director General de UNEF, ha comentado que “esta subvención a la inversión en solar fotovoltaica, largamente esperada y durante años demandada por el sector,  además de suponer un importante beneficio para la sociedad balear y la calidad de su atmósfera,  tendrá un repercusión directa en el precio de la electricidad, puesto que la generación fotovoltaica es en estos momentos la más competitiva en precio”.

Asimismo, José Donoso afirma “que estas subvenciones a la inversión, que serán recuperadas en forma de ahorros al sistema eléctrico en menos de 2,5 años, deberán ser complementadas con Planes Integrados para alcanzar un objetivo de 100% renovables en las Islas a 2030 y lograr que islas como Menorca y Formentera sean un ejemplo internacional”.