El debate sobre la Gestión excelente de la movilidad urbana de personas y mercancías que se celebró anoche en la Sala de Grados de la Facultad de Letras y Claustro Santo Domingo de la Universidad de Girona evidenció que hay que tomar decisiones, gestionar y aplicar soluciones si no se quiere llegar pronto al collapso en la movilidad urbana.
Coincidiendo con la proximidad del cada vez más popular Black Friday y la Navidad, ABE (la Asociación para la Búsqueda de la Excelencia) junto con ABE·L (la Asociación para la Búsqueda de la Excelencia Logística), la Federación de Organizaciones Empresariales de Girona (FOEG) y la Universidad de Girona (UdG) trataron ayer el reto de la gestión de la última milla urbana -la entrega masiva de paquetería y mercancías en las ciudades- y cómo afectan a las nuevas tendencias de consumo y la movilidad en la trama urbana y las personas que habitan.
«El ecommerce está cambiando todo el escenario que habíamos conocido, con crecimientos de hasta el 25% anual. Hay que reinventar la forma de distribuir «, explicó Pere Roca, Director General de Districenter y cofundador de Geever. Según Roca, hasta «un 30% de las entregas son fallidas y vuelven al almacén», lo que conlleva una gran ineficacia, más tráfico añadido y contaminación. Roca expuso como solución el modelo que propone Geever: el transporte de todos los paquetes en camiones durante la noche hasta aparcamientos habilitados y cercanos a los puntos de entrega. Los últimos metros «los hacen nuestros trabajadores a pie o en patinete» en comunicación constante con el cliente final gracias a las nuevas tecnologías con el fin de asegurar la entrega. Roca incidió también en la precariedad del sector: «Cada vez hay menos gente que quiera hacer entregas. Deben aparcar lejos, cargar kilos de mercancías, soportar tratos injustos. Debemos humanizar el sector y aplicar soluciones técnicas y tecnológicas».

En los municipios costeros de Girona el gran problema de la movilidad radica en la estacionalidad, y la gran cantidad de mercancías que se mueven en época estival para poder nutrir el sector Horeca. «Las administraciones no están gestionando este problema», explicó el presidente de la patronal CETC y vicepresidente de la FOEG, Eduard Ayach, que insistió en la necesidad de que «hay que entender la entrega de mercancías como un servicio público», ya que «las mercancías son para las personas «. Ayach emplazó a adaptar las ordenanzas municipales que regulan las cargas y descargas, los horarios de aparcamiento y la movilidad y tratar esta reglamentación de un modo supramunicipal. “El problema es que cada Ayuntamiento lo regula diferente y no se quiere llegar a ninguna solución», aseveró. Asimismo consideró fundamental reducir el transporte privado para evitar el caos.
En el acto, moderado por el vicepresidente de ABE, Santiago Tarín, El Dr. Jaume Feliu, experto en movilidad urbana y profesor agregado de Geografía de la UdG, replanteó: «El ecommerce plantea unos conflictos en el espacio urbano y la solución está en replantear las cosas. Los servicios públicos están ligados a derecho. Entonces, todo el mundo debe poder aparcar en el espacio público? Todo el mundo debe poder recibir un paquete a cualquier hora? Hay que repensar cuáles son los nuevos derechos a fin de encontrar la solución del conflicto urbano».