Los arbitrajes renovables contra España, la bomba de relojería en que los fondos de inversión reclaman 7.500 millones por los recortes de primas, penden de un caso. España pidió que se suspendiera la ejecución del laudo de Eiser, el primer revés contra España, alegando que la Justicia europea impide esos arbitrajes dentro de la UE. La Comisión Europea se personó en el caso para apoyar las tesis de España, un respaldo de nivel. Pero en el sector dudan de que finalmente el Ciadi, el organismo del Banco Mundial que dirime los arbitrajes, se inhiba… Más