La denominada transición energética y sus consecuencias para el conjunto de la economía asturiana centrarán la reunión que Javier Fernández mantendrá mañana, miércoles, con Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo asturiano trasladará al presidente de la nación la necesidad de que se gestione con la Comisión Europea la prórroga de la actividad minera tras el 31 de diciembre. Reclamará asimismo el mantenimiento de las centrales térmicas de carbón, una planificación a medio y largo plazo sobre las eventuales clausuras y cambios en la ley del sector eléctrico que permitan que la decisión última sobre los posibles cierres sea del Gobierno. También el cese de las declaraciones públicas que ponen en riesgo las inversiones imprescindibles para hacer posible su continuidad.

 

La financiación autonómica será otro de los asuntos prioritarios del encuentro. El Presidente del Principado reiterará que urge el impulso a la reforma del sistema para encauzarla y, de ser posible, concluirla en este mandato, y que la negociación debe desarrollarse en el marco multilateral del Consejo de Política Fiscal y Financiera. La posición de Asturias es conocida: estimación adecuada del coste unitario de los servicios, nivelación total y mantenimiento del statu quo. En definitiva, la defensa de un modelo en el que la solidaridad siga siendo la premisa fundamental y basado en el cálculo y la cobertura de las necesidades de gasto y no en las capacidades fiscales de cada territorio.

 

En la agenda del encuentro ocuparán un lugar preferente las infraestructuras. La petición del Gobierno de Asturias es que se mantengan los compromisos ya existentes en cuanto a plazos y a financiación de los proyectos de máximo interés para la comunidad. Es el caso de la variante ferroviaria de Pajares o del plan de cercanías ferroviarias, por citar solo dos de las iniciativas de mayor relevancia. Entre otros asuntos,  también se abordará la implicación del Estado en la Zalia y en la restitución de la autopista del mar Gijón-Nantes, un proceso ya en marcha pero que precisa su culminación.

 

En la reunión estará también sobre la mesa, entre otras cuestiones, el reto demográfico y la urgencia de retomar la elaboración de una estrategia nacional, tal y como se había comprometido en la última Conferencia de Presidentes.