Iberdrola ha obtenido un beneficio neto ordinario de 1.367,7 millones de euros en el primer semestre de 2018, un 27% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Este incremento responde a la buena marcha del negocio internacional, a los retornos crecientes de los 20.000 millones de euros invertidos en los últimos cinco años, a la mayor eficiencia y a la normalización de las condiciones operativas en los mercados de referencia.

La ausencia de impactos extraordinarios en el periodo, frente a los registrados en el ejercicio 2017, explica que el beneficio neto reportado se haya situado en 1.410,5 millones de euros, solo un 7,1% menos. Durante el pasado ejercicio se incluyeron 442 millones de euros de partidas extraordinarias positivas después de impuestos correspondientes a la operación Siemens-Gamesa y a la revisión efectuada de los precios de la cartera de contratos de gas en España. Asimismo, resulta importante destacar el impacto negativo de la evolución de los tipos de cambio, que ha alcanzado los 69 millones de euros en el beneficio neto del primer semestre de 2018.

Los ingresos de Iberdrola han sido de 17.586,6 millones de euros en el semestre, un 17,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo se ha incrementado un 17,1% hasta alcanzar los 4.435,9 millones de euros. Si se excluye el efecto del tipo de cambio, con un efecto negativo de 260 millones de euros, el aumento es del 24%.

El Ebitda muestra además una evolución positiva en todos los negocios. Así, por ejemplo, en el área de Renovables, se incrementa un 25,5% hasta los 1.184,1 millones de euros; en la de Redes, un 20,7% hasta los 2.387,8 millones de euros; y en Generación y Clientes, un 1,7% hasta los 877,6 millones de euros.

La compañía ha continuado mejorando su eficiencia gracias al crecimiento operativo y a la contención de costes, con lo que ha logrado reducir en 100 puntos básicos la relación entre su gasto operativo neto y su margen bruto hasta el 27,5%, frente al 28,5% de 2017.

A los 20.000 millones de euros invertidos en los últimos cinco años deben añadirse las inversiones netas hasta junio, que han alcanzado los 2.478 millones de euros. Durante el primer semestre de 2018, un 42% de este importe se ha destinado a Redes, un 36%, a Renovables y un 22%, a Generación y Clientes, en línea con la estrategia del grupo de centrarse en negocios regulados y con retornos predecibles.

Iberdrola ha instalado además 423 nuevos megavatios (MW) de capacidad renovable entre enero y junio. Para la segunda parte del año, la empresa prevé poner en marcha 2.326 MW adicionales, de los cuales 537 MW son renovables y 1.789 MW corresponden a ciclos combinados en México.

Por su parte, los fondos generados en operaciones (cash flow) han ascendido a 3.493,5 millones de euros, un 5,6% más frente a junio de 2017. Si se excluye el dividendo extraordinario de Gamesa de 198 millones de euros recibido en efectivo en el pasado ejercicio, el aumento homogéneo es del 12,3%.

La deuda neta del grupo alcanza los 34.037 millones de euros, frente a los 29.474 millones de euros de junio de 2017. Este incremento se explica, fundamentalmente, por la consolidación de Neoenergia en Brasil, que aporta más de 2.600 millones de euros de deuda, y por las inversiones realizadas en el periodo.

Por su parte, la compañía ha continuado liderando el mercado de financiación sostenible. Durante el primer semestre, ha logrado nueva financiación y líneas de crédito por valor de 11.800 millones de euros: 4.450 millones de euros de financiación y 5.300 millones de euros y 2.500 millones de dólares en créditos ligados a criterios de sostenibilidad. Este último importe corresponde a la primera línea de crédito sostenible suscrita por la filial AVANGRID. De este modo, el 23% del pasivo de Iberdrola ya es ‘verde’ y el 75% de las líneas de crédito está ligado a criterios de sostenibilidad.

Evolución por negocios y países: crecen todas las áreas

Todas las áreas de negocio de Iberdrola han registrado un comportamiento positivo durante el primer semestre del año.

Así, en el negocio de Redes, el Ebitda se ha incrementado en todos los países y ha crecido un 20,7% hasta situarse en los 2.387,8 millones de euros, a pesar del impacto negativo que han tenido los costes de las tormentas en Estados Unidos.

En Renovables, el Ebitda ha alcanzado los 1.184,1 millones de euros hasta junio, lo que supone un incremento del 25,5% con respecto al mismo periodo de 2017. Este resultado ha sido impulsado por la mayor producción y la aportación del parque Wikinger, en aguas alemanas del mar Báltico.

El área de Generación y Clientes también ha experimentado un aumento de su Ebitda, del 1,7%, hasta los 877,6 millones de euros, a pesar del impacto extraordinario del negocio de gas en España registrado en el primer semestre del ejercicio anterior.

Por otra parte, la filial norteamericana de Iberdrola, AVANGRID, que cotiza en la Bolsa de Nueva York y de la que el grupo controla el 81,5% del capital, ha logrado un beneficio neto de 371 millones de dólares. Además, incrementará el dividendo del tercer trimestre hasta los 0,44 dólares por acción, desde los 0,432 dólares por acción.

Asimismo, en Brasil, el Ebitda de Neoenergia se ha situado en 2.159 millones de reales brasileños, un 43% más, mientras que su beneficio neto ha ascendido a 671 millones de reales brasileños, lo que supone un 144% más respecto al primer semestre de 2017, teniendo en cuenta la consolidación por el 100% de la compañía desde la segunda mitad del pasado ejercicio.

Cumpliendo con las Perspectivas Estratégicas 2018-2022

Tras las inversiones realizadas, Iberdrola ha continuado avanzando en el cumplimiento de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

En el negocio de Redes, el proyecto NECEC, que desarrolla la filial norteamericana de Iberdrola, AVANGRID, ha sido seleccionado para ejecutar la interconexión entre Canadá y Massachusetts. Además, en Brasil han sido revisadas las tarifas de las distribuidoras de Neoenergia Coelba y Cosern por un periodo de cinco años.

En el área de Renovables, Iberdrola ha avanzado en su apuesta por la energía eólica marina. Durante los seis primeros meses del año, la compañía ha instalado las primeras cimentaciones –jackets– del parque East Anglia One, en aguas de Reino Unido y con una capacidad de 714 MW, además de recibir la subestación de esta instalación, Andalucía II. Iberdrola también se ha adjudicado 486 nuevos MW en el mar Báltico alemán y 800 MW en Estados Unidos para desarrollar en la costa de Massachusetts a través de la sociedad Vineyard Wind. En Francia, han sido aprobadas las tarifas para el futuro parque eólico marino de Saint Brieuc, con casi 500 MW de potencia.

La compañía se ha adjudicado además 471 MW eólicos terrestres para desarrollar en Paraiba (Brasil) y ha completado 122 nuevos MW de la central hidroeléctrica de Belo Monte, en el mismo país. En cuanto a energía solar, Iberdrola ha culminado la instalación de las plantas fotovoltaicas de Santiago y Hermosillo en México, con una potencia de 150 y 77 MW, respectivamente, mientras que en España ha anunciado la construcción de la planta Núñez de Balboa en Extremadura, que contará con una capacidad de 391 MW.

En el negocio de Generación y Comercial, el grupo ha instalado ya un millón de contadores inteligentes en Reino Unido, mientras que en México ha repotenciado el ciclo combinado de Monterrey y ha renegociado las tarifas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El plan de inversiones de Iberdrola, que contempla 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, avanza, por tanto, según lo comprometido, con un 86% del total ya en construcción o asegurado. Los negocios de Redes (con un total de 15.000 millones de euros) y Renovables (con un total de 12.000 millones de euros) alcanzan ya el 90% de las inversiones previstas en febrero de este ejercicio.

 

Iberdrola confirma sus previsiones para 2018

La sólida evolución de los negocios esperada para la segunda mitad del año permite a Iberdrola reafirmar sus previsiones para 2018.

En el área de Redes, mejorarán los retornos en Estados Unidos y Brasil. En Renovables, se desarrollará nueva capacidad eólica terrestre en México, eólica marina en Alemania e hidroeléctrica en Brasil. Asimismo, también tendrán un efecto positivo las mayores reservas hidroeléctricas, con una mayor producción.

Para Generación y Clientes, la compañía espera una mejora de los precios en Europa y en México, así como la normalización de la producción nuclear y la contribución de la nueva potencia mexicana. Todo ello se combinará con mayores niveles de eficiencia.

Así, sobre este escenario, Iberdrola prevé cerrar 2018 con un Ebitda superior a los 9.000 millones de euros y un beneficio neto reportado cercano a los 3.000 millones de euros, lo que le permitirá continuar incrementando el dividendo en línea con la evolución de sus resultados.

Sobre Iberdrola

 

Iberdrola es un líder energético global, el primer productor eólico y una de las cinco mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo. El grupo está presente en numerosos países y suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (AVANGRID), Brasil (Neoenergia) y México. Con una plantilla de 34.000 personas y unos activos superiores a 110.000 millones de euros, obtuvo una facturación de 31.263 millones de euros y un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017.

 

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Gracias a su apuesta por las energías limpias, es una de las compañías con menores emisiones y un referente internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y a la sostenibilidad del planeta. Iberdrola forma parte de numerosos índices de sostenibilidad internacionales, entre ellos, Dow Jones Sustainability Index y FTSE 4Good, y es considerada una de las eléctricas más sostenibles del mundo.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Esta comunicación no constituye una oferta de compra, venta o canje o la solicitud de una oferta de compra, venta o canje de valores en los Estados Unidos de América ni en ninguna otra jurisdicción. Las acciones de IBERDROLA, S.A. no pueden ser ofrecidas o vendidas en los Estados Unidos de América, salvo si se efectúa a través de una declaración de notificación efectiva de las previstas en la Securities Act de 1933, o al amparo de una exención válida del deber de notificación.

Esta comunicación incluye ciertas Medidas Alternativas del Rendimiento (“MARs”), según se definen en las Directrices sobre las Medidas Alternativas del Rendimiento publicadas por la European Securities and Markets Authority el 5 de octubre de 2015 (ESMA/2015/1415es). Las MARs son medidas del rendimiento financiero elaboradas a partir de la información financiera de Iberdrola, S.A. y las sociedades de su grupo pero que no están definidas o detalladas en el marco de la información financiera aplicable. Estas MARs se utilizan con el objetivo de que contribuyan a una mejor comprensión del desempeño financiero de Iberdrola, S.A. pero deben considerarse únicamente como una información adicional y, en ningún caso, sustituyen a la información financiera elaborada de acuerdo con las NIIF. Asimismo, la forma en la que Iberdrola, S.A. define y calcula estas MARs puede diferir de la de otras entidades que empleen medidas similares y, por tanto, podrían no ser comparables entre ellas. Finalmente, hay que tener en cuenta que algunas de las MARs empleadas en esta comunicación no han sido auditadas. Para mayor información sobre estas cuestiones, incluyendo su definición o la reconciliación entre los correspondientes indicadores de gestión y la información financiera consolidada elaborada de acuerdo con las NIIF, véase la información incluida la información disponible en la página web corporativa (www.iberdrola.com).

PROYECCIONES

 

Esta comunicación contiene información y afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro sobre IBERDROLA, S.A y AVANGRID, Inc. Tales declaraciones incluyen proyecciones y estimaciones financieras con sus presunciones subyacentes, declaraciones relativas a planes, objetivos, y expectativas en relación con operaciones futuras, inversiones, sinergias, productos y servicios, y declaraciones sobre resultados futuros. Las declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen hechos históricos y se identifican generalmente por el uso de términos como “espera”, “anticipa”, “cree”, “pretende”, “estima” y expresiones similares.

En este sentido, si bien IBERDROLA, S.A. considera que las expectativas recogidas en tales afirmaciones son razonables, se advierte a los inversores y titulares de las acciones de IBERDROLA, S.A. y AVANGRID, Inc. de que la información y las afirmaciones con proyecciones de futuro están sometidas a riesgos e incertidumbres, muchos de los cuales son difíciles de prever y están, de manera general, fuera del control de IBERDROLA, S.A. y AVANGRID, Inc., riesgos que podrían provocar que los resultados y desarrollos reales difieran significativamente de aquellos expresados, implícitos o proyectados en la información y afirmaciones con proyecciones de futuro. Entre tales riesgos e incertidumbres están aquellos identificados en los documentos públicos enviados por IBERDROLA, S.A. a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y por AVANGRID, Inc. a la Securities and Exchange Commission y que son accesibles al público.

Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen garantía alguna de resultados futuros y no han sido revisadas por los auditores de IBERDROLA, S.A. y AVANGRID, Inc. Se recomienda no tomar decisiones sobre la base de afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro que se refieren exclusivamente a la fecha en la que se manifestaron. La totalidad de las declaraciones o afirmaciones de futuro aquí reflejadas o emitidas por IBERDROLA, S.A., AVANGRID, Inc. o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados o representantes quedan sujetas, expresamente, a las advertencias realizadas. Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro incluidas en este documento están basadas en la información disponible a la fecha de esta comunicación. Salvo en la medida en que lo requiera la ley aplicable, IBERDROLA, S.A. no asume obligación alguna -aun cuando se publiquen nuevos datos o se produzcan nuevos hechos- de actualizar públicamente sus afirmaciones o revisar la información con proyecciones de futuro.