El impuesto al sol llega a su ocaso sin apenas haber cosechado resultados en Lleida. El Gobierno socialista ha anunciado su intención de derogarlo cuando tan solo 42 instalaciones dedicadas a generar electricidad para el consumo de sus propietarios se han inscrito en el registro obligatorio que el ministerio de Energía creó en 2015. Es una cifra muy inferior a las 300 instalaciones que hay en las comarcas leridanas, según las estimaciones de organizaciones agrarias como UP… Leer más