Durante los próximos días 8, 9 y 10 de mayo tendrá lugar en la Sede Universitaria Ciudad de Alicante (Av. Ramón y Cajal, 4) el congreso Urban Growth 2018, el primer congreso internacional sobre desarrollo urbano y economía circular promovido por el Wessex Institute (Southampton, Reino Unido) y coorganizado por la Universidad de Alicante, copresidido por Joaquín Melgarejo, director del Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales de la UA.

El rápido crecimiento de las ciudades y sus áreas de influencia conduce a la necesidad de encontrar nuevas soluciones que permitan promover el desarrollo sostenible, afirman los organizadores del congreso. En este sentido, añaden, la ciudad sostenible se ha enfocado hasta el momento en el uso eficiente de los recursos con la aplicación de los avances técnicos, que dan lugar a la definición de las Smart Cities, pero el modelo económico predominante continúa siendo lineal en cuanto a parámetros de diseño y patrones de consumo. El continuo crecimiento de la población urbana ha generado la implantación progresiva de un nuevo modelo denominado economía circular, capaz de responder mejor a los desafíos presentes y futuros que plantean los recursos naturales escasos, especialmente el agua, y la gestión de nuestros residuos.

Con este nuevo planteamiento, el congreso propone diversas ponencias enmarcadas en un amplio abanico de temáticas: infraestructura y eco-arquitectura, zonas verdes, paisaje, patrimonio y su regeneración, calidad de vida, transporte urbano y movilidad, comunicaciones, energía, reutilización de agua, contaminación atmosférica, gestión de residuos, aguas contaminadas, contaminación acústica, análisis de riesgos, esparcimiento en la ciudad, ciudades costeras, cuestiones socioeconómicas, legislación y regulación, producción de bienes y servicios, consumo, reciclaje, agricultura urbana, minería urbana, nuevas prácticas de diseño, tecnologías inteligentes, seguridad, hábitat inteligentes, sistemas resilientes, gobernanza y participación ciudadana.

 

La Economía circular

La economía circular es un concepto reciente basado en la reutilización de lo que hasta ahora se consideraban residuos para reintroducirlos en el ciclo productivo. El objetivo de la economía circular es reducir el consumo y lograr ahorro de materias primas, agua y energía, con el fin de alcanzar el desarrollo sostenible. La economía circular tiene sus raíces en la economía ambiental. Su objetivo es reducir al mínimo los recursos en la producción de bienes y servicios. La idea es incrementar el ciclo de vida de productos, servicios, residuos, materiales y energía. El concepto debe integrarse no sólo en el diseño original, sino también en todas las fases del proceso y durante la producción, que debe ser lo más eficiente posible. El agua es uno de los recursos más importantes y es un bien cada vez más escaso. Por este motivo, el reciclaje de agua es un componente esencial de la economía circular.

La economía de mercado actual, basada en un modelo lineal de la extracción de recursos, la fabricación, el consumo y la eliminación de residuos, no ha demostrado ser una solución adecuada a largo plazo, a pesar de los importantes esfuerzos realizados en la reducción de sus impactos ambientales. Esto se debe en gran medida al crecimiento continuo de la población, en una sociedad que exige altos niveles de vida, por lo que requiere una parte cada vez mayor de los recursos naturales.

La base de la economía circular se puede resumir de la siguiente manera:

• Eco-consumo: Se inicia con la evaluación de los posibles impactos ambientales del proceso.

• Ecología Industrial: La fase industrial se basa en el principio de optimización de componentes, el flujo de materiales, energía y servicios.

• Funcionalidad económica: El proceso da más importancia al uso que a la posesión.

• Reutilización: Usar los residuos para crear nuevos productos. Esta fase también implica reparaciones, reciclaje y procedimientos de valor añadido para prolongar la vida de los productos o servicios dados.

 

Más información