Saft está construyendo una alianza con otros socios europeos para lanzar un ambicioso programa de investigación, desarrollo e industrialización para nuevas generaciones de baterías que se centren en la tecnología avanzada de Li-ion de alta densidad y de estado sólido. El programa aborda todos los segmentos del mercado, como la electro-movilidad (EV, e-Bus, Ferrocarril, Marina, Aviación), almacenamiento de energía (ESS) y las industrias especializadas. Estas baterías de nueva generación proporcionarán ventajas en el rendimiento, costo y seguridad, en comparación con los productos actuales de Li-ion.

Las baterías, que estarán perfectamente integradas en sus entornos de sistema, con funciones e interfaces digitalizadas, se planean para ser diseñadas junto con proveedores líderes del sector. Cumplirán con los estándares más estrictos para el desarrollo sostenible.

Si el desarrollo tiene éxito, el siguiente paso será trabajar junto con socios industriales en nuevos procesos de fabricación y en la industrialización de celdas y sistemas. Esto conducirá a un bloque estándar de fabricación fácilmente escalable de 1GWh.

Para construir un liderazgo europeo en este ámbito, con tecnologías disruptivas, productos innovadores y procesos industriales de vanguardia, la Alianza necesitará un fuerte apoyo regulativo y una financiación adecuada por parte de las autoridades europeas y nacionales.

“Saft tiene 100 años de experiencia en investigación, desarrollo y fabricación de baterías industriales de alto rendimiento, incluyendo más de 25 años en Li-ion”, dijo Ghislain Lescuyer, CEO de Saft. Este programa se centra en la tecnología de baterías del futuro, y cuando se logre con éxito el desarrollo de dicha tecnología de estado sólido, se iniciarán procesos innovadores de industrialización con bloques de fabricación escalables de 1 GWh. Las baterías están en el corazón de la revolución tecnológica actual. Su desarrollo y producción desempeñan un papel estratégico en la transición en curso a la movilidad limpia y los sistemas de energía limpia “, agregó.

Algunas de las empresas europeas, bien reconocidos en sus campos de especialización, ya se han comprometido a trabajar con Saft en el área de materiales, equipos y digitalización de procesos industriales. Tales como:
• Solvay, con la sede central en Bélgica, es una multinacional de materiales y químicos que aporta su sólida experiencia en soluciones de polímeros y electrolitos;

• Manz, con la sede central en Alemania, es el especialista europeo en equipos para el montaje de celdas y módulos de baterías;
• Siemens, con la sede central en Alemania, es una potencia tecnológica mundial que equipa las instalaciones de fabricación de la Industria 4.0 con soluciones de software y automatización

• Y otras empresas europeas líderes que trabajan en los campos de la integración de sistemas activos y materiales.

Si bien esta alianza no es exclusiva de otros acuerdos o asociaciones, las compañías trabajarán juntas durante los próximos siete años para alcanzar la ambición común. A lo largo de las diferentes fases del proyecto, el grupo principal de la Alianza se asociará con instituciones académicas europeas, centros de investigación, PYME, clientes y otras entidades para aprovechar la gran experiencia acumulada en toda Europa.