El aumento de la demanda de baterías en el sector del transporte y, en general, en todo el sistema de energías renovables, está forzando el desarrollo en la producción de baterías: las nuevas técnicas de fabricación y la construcción de centros de montaje y producción son la base para la fabricación de baterías en serie y a gran escala. Este cambio que se está produciendo ofrece muchas posibilidades para los fabricantes de coches y sus proveedores: la consultora Deloitte pronostica que en Alemania, China y la región NAFTA (EE. UU., Canadá y México) el mercado de baterías y pilas de combustibles podría crecer desde los actuales 5.500 millones de euros hasta más de 81.000 millones de euros en 2025. ees Europe, la feria de baterías y sistemas acumuladores de energía más grande y visitada de Europa, dedica a este tema destacado un área de exposición propia y un extenso programa de conferencias.

La movilidad ecológica cada vez resulta más atractiva, algo de lo que se está beneficiando el sector de fabricación de baterías. Así, por ejemplo, la industria automovilística ha anunciado que en 2018 va a lanzar una ofensiva de coches eléctricos. Audi, BMW, Mercedes y VW quieren hacerle la competencia a Tesla, actual líder del sector, y conseguir que para el año 2025 al menos entre un 15 y un 25 por ciento de su flota sea eléctrica. También en el campo del suministro de energía crece la necesidad de almacenar la electricidad generada a partir de energías renovables, como la fotovoltaica, para flexibilizar su aprovechamiento y poder consumirla en otro momento o en otro lugar. Y es que el plan del gobierno alemán de conseguir que en el año 2030 la mitad de la electricidad sea limpia requiere de acumuladores de energía.

Conclusión: se necesitan más baterías en todos los sectores energéticos. Para aumentar la productividad en la fabricación de baterías y, por tanto, reducir el coste es fundamental contar con técnicas avanzadas. En Alemania se ha conseguido por fin avanzar bastante en la fabricación de baterías. Así, por ejemplo, el fabricante de coches Daimler sigue aumentando la producción de módulos en su fábrica de baterías de Kamenz. Y el fabricante de baterías Akasol inauguró en 2017 en Langen el mayor centro de fabricación de baterías de Europa, del que en los próximos cinco años saldrán 10.000 sistemas de baterías al año.

La fabricación de celdas en Alemania y Europa está en auge
La fabricación de celdas de baterías tendrá en el futuro mayor relevancia en Europa. Hasta ahora, este sector ha estado dominado principalmente por China y Corea, lo que hace que a las empresas de aquí la importación les resulte muy costosa. Además, en todas partes se utilizan celdas de baterías, por lo que los fabricantes de coches y otros consumidores tienen que repartirse las celdas disponibles con competidores de todo el mundo. Pero esto podría cambiar pronto. Y es que, desde la creación del TerraE Holding en 2017, la fabricación de celdas se ha acercado a Alemania. Este consorcio está formado por un total de 17 empresas e institutos de investigación, como BMZ Holding GmbH, fabricante de módulos de baterías industriales, Siemens AG o ThyssenKrupp Engineering GmbH. En enero de 2018, TerraE Holding iniciará actividades de investigación y desarrollo para la fabricación en serie de celdas de baterías de iones de litio. De aquí al 2028, la capacidad de producción se irá ampliando gradualmente hasta 34 gigavatios-hora al año. También los fabricantes de coches, como BMW y VW, pretenden desarrollar sus propias celdas de baterías. Si siguen creciendo las cifras, compensará más que importarlas de Asia. Además, podría ser también una ventaja decisiva sobre la competencia en el peleadísimo mercado de los automóviles.

Alemania está en el buen camino para crear su propia cadena de creación de valor de acumuladores de baterías y autoabastecerse. A largo plazo, esto también beneficiará a los fabricantes de máquinas e instalaciones, sobre todo, ya que la transformación en la industria de la automoción también traerá cambios para la tradicional industria alemana. En vez de centrarse en la fabricación de cilindros y árboles de levas para motores de combustión, los fabricantes de maquinaria podrían abrirse a nuevos campos comerciales con la fabricación de baterías, lo que supone una evolución importante. Y es que, para poder mantener su posición en el futuro, los fabricantes de maquinaria, igual que el sector automovilístico, deben procurarse alternativas adaptadas al futuro.

La investigación en el área de las celdas de baterías transforma el mercado
La investigación en Alemania está muy enfocada en el desarrollo de la tecnología de baterías. En la Universidad Técnica de Aquistrán (RWTH), que también participa en el consorcio TerraE, se estudia la cadena completa de creación de valor de los acumuladores de energía. También la Asociación Alemana de Fabricantes de Máquinas e Instalaciones (VDMA) reúne regularmente a investigadores, fabricantes y usuarios para impulsar la innovación en toda la cadena de procesos de fabricación de baterías. La subvención del gobierno alemán a TerraE (5,5 millones de euros durante 18 meses) también contribuye a impulsar la fabricación de celdas de baterías en Alemania. Además, la Comisión Europea considera subvencionables las gigafábricas. Serían 250 millones de euros al año los que la Comisión quiere invertir para fomentar nuevos centros de fabricación en serie y a gran escala en Europa.

Cuando se habla de investigación y desarrollo, también se habla de encontrar alternativas al litio y al cobalto, las materias primas necesarias para la fabricación de baterías. La Agencia Alemana de Materias Primas (DERA) calcula que para al año 2025 la demanda mundial de baterías de iones de litio, que hoy es de alrededor de 33.000 toneladas, será, como mínimo, del doble. Ya se están empezando a desarrollar tecnologías de baterías que en el futuro podrían prescindir de materiales cada vez más escasos, como el cobalto. En relación con este tema, no solo el reciclaje será cada vez más importante. Los fabricantes de coches y otros consumidores también están dando cada vez más valor a la creación de estándares sociales y medioambientales para garantizar la sostenibilidad de la cadena de materias primas para baterías.

ees Europe se ocupa de las últimas tendencias
ees Europe tratará este tema tanto en la feria como en la ees Europe Conference. El pabellón C1 de la Messe München acogerá a los principales actores de este campo en un foro dedicado a la fabricación de baterías. Todos los días de la feria, expertos del sector de la fabricación y de asociaciones e institutos de investigación informarán sobre los últimos avances e innovaciones. El foro está ubicado en un área de exposición expresamente dedicada a la técnica de fabricación de baterías que cubre todos los temas principales del sector, desde la construcción de instalaciones hasta la investigación en baterías o componentes de baterías. También la ees Europe Conference dedica al tema varias sesiones en las que se debatirá sobre la innovación en sistemas de baterías o materiales, la automatización de la producción o conceptos de diseño y reciclaje.

Image title: AK Langen series production
Image source: © AKASOL

ees Europe y los eventos paralelos tendrán lugar del 20 al 22 de junio de 2018 en la Messe München englobados en «The smarter E».
Encontrará más información en internet, en la página:
www.ees-europe.com
www.TheSmarterE.de