A continuación, se recogen algunas de las conclusiones aportadas por el Centro Español de Logística (CEL), referente de la profesión y actividad logística en España, como resultado del análisis cualitativo de los representantes del sector logístico que participaron en la elaboración del Informe eAPyme 2017 “Estado de la transformación digital en pymes y autónomos”.

Aplicaciones tecnológicas

Las soluciones software con mayor aportación a la competitividad de la actividad logística y penetración son los sistemas ERP y de Gestión de Almacenes (SGA). En un segundo lugar, los sistemas de planificación logística avanzada (APS) y aquellos que permiten la trazabilidad de materias y productos terminados a lo largo de los procesos de fabricación y logísticos.

Comunicaciones, movilidad y adaptación a la Industria 4.0

Se identifican zonas a nivel nacional e internacional con poca cobertura de datos para geo-referenciar algunas entregas y operaciones. Normalmente, estos problemas se dan en el extrarradio, en polígonos industriales y centros comerciales. Espacios de referencia del sector. Con el fin de evitar estas zonas de sombra, entre los operadores está extendido el uso de aplicaciones off line, con backups de seguridad para garantizar el seguimiento de los trayectos y la gestión de mercancías.  Se cuestiona la capacidad de las redes actuales de comunicaciones fijas y móviles para el nuevo entorno de cadena de suministro conectada 4.0 y comunicación M2M (machine to machine).

Estandarización de las herramientas utilizadas en el transporte de mercancías

La apreciación general del sector es que las aplicaciones software utilizadas para el ámbito de la movilidad se encuentran en un estado de madurez y bien adaptadas a las necesidades actuales. Sin embargo, la actividad logística se desenvuelve en un entorno donde es necesario para todos los nodos de la cadena de valor, responder de manera ágil y fiable. Por ello, se reclama el uso de aplicaciones estándar que respondan a la irrupción del ecommerce y sus opciones de entrega casi inmediatas.

Colaboración vertical

Continuando en esta misma línea, se observa que la posibilidad de prestación de servicios logísticos avanzados (lectura de bultos, información, reporte diario automático, integración con formato de fichero,…) basado en el desarrollo e implementación y uso de TIC´s, está siendo en los últimos años el motor de crecimiento de muchas empresas especializadas (fundamentalmente de operadores logísticos). En este sentido, con el fin de llevar a la práctica procesos de colaboración vertical, es necesario integrar a todo tipo de empresas en la cadena de valor (independientemente de su tamaño, ya sean fabricantes, operadores logísticos, transportistas o retail) mediante soluciones tecnológicas que sean de fácil asimilación para las pymes y autónomos.

Grado de Transformación Digital en el sector logístico y administraciones públicas

Para 2018, es un objetivo prioritario tanto la digitalización de procesos existentes (para acelerar y mejorar la productividad) como arrancar o profundizar en la transformación digital con el fin de hacer frente a todas las necesidades y soluciones demandadas por los clientes. En el lado opuesto, algunos proveedores de servicios logísticos se encuentran con dificultades a la hora de trabajar con algunos clientes y proveedores que no están aún preparados. También se solicita que aquellas entidades públicas con las que interacciona de manera regular, se unan a la transformación digital. Un ejemplo de esto serían las inspecciones de carga por parte de la Guardia Civil.

Conocimientos digitales y crecimiento de la demanda de profesionales con formación tecnológica

Las habilidades de los empleados en el sector logístico respecto a los medios digitales han mejorado bastante. La mayoría de ellos tiene una relación completamente normalizada respecto al uso de smartphones o tablets y se valora en gran medida que las apps profesionales sean lo más “friendly” posible. Sin embargo, todavía existe la denominada “brecha digital”.  Como respuesta, se requiere una adaptación de los programas formativos reglados y formación especializada (dirigida a personal base, como formación en TICS a transportistas y repartidores). Se identifica la necesidad en los próximos años de nuevos perfiles y competencias más vinculados al uso de tecnologías.

Seguridad de la información y datos

El sector logístico se encuentra extremadamente expuesto ante fallos de seguridad de la información en toda la cadena de suministro. Por ello, se solicita apoyo de las Administraciones para formación, divulgación, soporte económico y vigilancia. En muchos casos, la problemática aún no está bien identificada y se carece de políticas de Seguridad de la Información o planes de contingencia.

Desarrollo del comercio electrónico 

La logística en un sector clave en el ecommerce y su operativa ha evolucionado en paralelo. Por otro lado, las empresas participantes reconocen que, de forma recurrente, el e-commerce se sitúa en muchos casos como principal canal de ventas propias.

Valoración del uso de las TIC en el análisis de datos

Este apartado tiene un potencial muy amplio para la actividad del sector. Aunque se identifican barreras muy relevantes en cuanto a la posibilidad de compartir datos de interés con otros agentes (competidores, administración, empresas con actividad colateral…) y su modelo de gobernanza. Adicionalmente, se destaca que para aprovechar su potencial, es necesario aún la transformación digital de las infraestructuras facilitando el acceso a elementos conectados: datos de terceros, infraestructuras públicas como carreteras o elementos urbanos… Por otro lado, se demanda la banda ancha de manera generalizada y una amplia cobertura, así como servicios orientados a este fin en la Nube. Para avanzar en este sentido, es clave un trabajo conjunto con las Administraciones.

También existe una carencia de oferta de profesionales especialistas en el análisis de datos, que encarece la implantación de herramientas como el Big Data o el Business Intelligence, sólo al alcance de organizaciones de ámbito multinacional.

En el caso de la Distribución de Última Milla, se caracteriza por el uso de herramientas de optimización que trabajan de manera estática sobre una foto fija de rutas y dependiente de condiciones del entorno para lanzar optimizaciones. Como respuesta, son necesarias herramientas que permitan a los gestores una visibilidad en tiempo real del tráfico y otras informaciones que puedan afectar al servicio de entrega, evitando así el contacto telefónico frecuente con los conductores.

Propuestas de cambio a la Administración en el ámbito de la transformación digital para incentivar la competitividad de las pymes y autónomos

El sector logístico reclama la ayuda de la Administración en temas de Seguridad de la Información y  la simplificación de procedimientos que requieran comunicación telemática, evitando así los problemas ocasionados por el uso de tecnologías y procedimientos diferentes en cada Administración.

También se solicitan incentivos fiscales a la implantación de TIC´s. Así como la aplicación de las leyes existentes de forma efectiva, o la no solicitud duplicada de documentación que la Administración ya posee, pudiéndose consultar de manera remota cuando se realizan inspecciones a los transportistas.

En cuanto a los cambios de regulación que pueda afectar a la operativa de las actividades logísticas, como puede ser actualmente la relativa a movilidad en las ciudades, se requiere una comunicación con tiempo para adaptarse, armonización de aplicación en el ámbito regional y no sólo municipal, estándares para su cumplimento y seguridad jurídica.

En conclusión, según Luis Pérez Ballestero, vicepresidente del Centro Español de Logística (CEL), en el ámbito de la actividad logística y el reparto de mercancías, destacan dos prioridades en torno a las tecnologías aplicadas a la movilidad y al “autónomo conectado. “A corto plazo, es necesario que el autónomo tenga a su alcance y sepa manejar las herramientas tecnológicas para el geo-posicionamiento de flotas, seguimiento de paquetes o conexión con los clientes. A medio plazo, con el desarrollo de la Industria 4.0 y el intercambio de información entre los activos de la cadena de suministro (IoT, M2M), es clave disponer de una red ágil de intercambio de datos y de una infraestructura que lo permita”, concluyó durante la presentación del informe eAPyme 2017.