ENGIE, uno de los líderes energéticos a nivel mundial, y Schneider Electric, líder en la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización, han marcado un primer hito en la instalación de activos de generación de energía para la microgrid «SPORE» (Sustainable Powering of Off-Grid Regions). La microgrid híbrida más grande del sudeste asiático se usará como demostrador para la generación de energía a partir de fuentes locales de energías renovables, proporcionando soluciones limpias para cocinar y para la movilidad sostenible en islas y aldeas aisladas de la región, gracias a un sistema multi-fluidos que integra fuentes renovables como la eólica y la solar y que podría abarcar la producción de biomasa.

Ubicada en la isla Semakau, la microgrid SPORE cuenta con la turbina eólica más alta de Singapur, paneles fotovoltaicos, almacenamiento de baterías y un sistema de hidrógeno para almacenar y repostar un coche de hidrógeno, el primero de Singapur. La microgrid forma parte de la iniciativa REIDS (Renewable Energy Integration Demonstrator en Singapur) liderada por el Energy Research Institute de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) y en colaboración con el EDB (Singapore Economic Development Board) y la NEA (National Environment Agency).

«Esta primera fase de la microgrid SPORE en la isla de Semakau es un paso significativo hacia el primer demostrador de microgrid descentralizada y multi-fluidos en los trópicos. El objetivo de ENGIE es mejorar la calidad de vida y promocionar las oportunidades de crecimiento para empresas y comunidades, especialmente aquellas ubicadas en islas y aldeas remotas, a través de una red eléctrica descentralizada, segura, fiable y rentable que pueda proporcionar electricidad usando recursos renovables locales y así reducir la dependencia de combustibles fósiles», ha dicho Etienne Drouet, director de ENGIE Lab Singapur.

El World Energy Outlook (WEO) ha calculado que 1.200 millones de personas, el 16% de la población mundial, no tenían acceso a la electricidad en 2016, y que el 95% de ellos vivía en países del África subsahariana y zonas de Asia en desarrollo.

«En este contexto de transición energética global, el líder mundial en energía Schneider Electric y ENGIE han unido fuerzas en la isla de Semakau para desarrollar una solución y demostrar su capacidad para abordar los retos energéticos de la región», ha dicho Jean Wild, Microgrid Program Manager en Schneider Electric.

Entre las innovaciones tecnológicas de la microgrid SPORE destacan la tecnología de hidrógeno, los inversores inteligentes y los sistemas de gestión de microgrid.

El profesor Lam Khin Yong, rector en funciones, jefe de personal y vicepresidente de investigación de la NTU, ha dicho: «El despliegue de la primera gran turbina eólica de Singapur es un gran hito en el compromiso de la nación para el desarrollo de tecnologías de energía limpia en la región. Como universidad de referencia, la NTU está orgullosa de apoyar los esfuerzos de Singapur para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad y allanar el camino hacia un futuro más sostenible».

Tecnología de hidrógeno

La tecnología de hidrógeno de ENGIE consiste en una instalación de energía de hidrógeno que incluye un electrolizador, almacenamiento y una celda de combustible para transformarlo en electricidad. También cuenta con un coche de hidrógeno y una estación de repostaje. El hidrógeno mejora la flexibilidad de la microgrid, ya que puede almacenarse fácilmente y utilizarse para diferentes fines, como la producción de electricidad, almacenamiento, gas y movilidad sostenible.

Inversores inteligentes

Los inversores inteligentes de Schneider Electric utilizan el concepto de «generador síncrono virtual» para abordar la estabilidad de la microgrid no conectada a la red, al mismo tiempo que logran una penetración del 100% de las energías renovables. Los inversores inteligentes unen fuentes de energía renovable, como la solar, con dispositivos de almacenamiento de energía para modelar el comportamiento de un grupo electrógeno. Esto redunda en una solución escalable plug-and-play que garantiza una mejor estabilidad de la red con una mayor penetración de renovables y la capacidad de funcionar en paralelo con otros inversores inteligentes o grupos electrógenos en una microgrid.

Sistemas de gestión de microgrid

El sistema de gestión de microgrid SPORE cuenta con un Power Management System (PMS) para el corto plazo y un Energy Management System (EMS) para la gestión de la red a medio plazo:

– PMS– El PMS garantiza la estabilidad de la red en tiempo real al equilibrar la producción, el almacenamiento y el consumo. Esta solución maximiza la penetración de renovables y garantiza el control eficiente de una red no conectada.
– EMS– El EMS funciona a medio plazo o mensualmente para pronosticar la demanda y la producción para proporcionar un acceso fiable y asequible a la energía. También gestiona la producción intermitente de energía renovable debida a las variaciones climáticas, así como la configuración de múltiples fluidos de la microgrid.

Los sistemas de gestión de ENGIE y Schneider Electric proporcionan una solución apta para trabajar con la red nacional. La microgrid SPORE se ha diseñado también para que sea escalable para comenzar tanto desde un sistema greenfield (nueva instalación) como brownfield (instalación existente), como aldeas aisladas ubicadas en islas. Puesto que la mayoría de las aldeas cuentan con generadores diesel, una solución escalable permite una transición suave del combustible fósil a las energías renovables a lo largo de la microgrid.