La región mediterránea alberga una población en aumento constante que suma ya más de 500 millones de personas con crecientes demandas energéticas. También es una de las regiones más afectadas por los efectos del cambio climático y se enfrenta a desafíos como la subida de la temperatura del mar y la escasez de agua. Se estima que los países del sur del Mediterráneo experimentarán un incremento de la demanda energética del 98 % para el 2040.1

Aun así, el Mediterráneo también cuenta con una agenda positiva en relación con la energía y la acción contra el cambio climático. Las proyecciones para ese mismo año sugieren que las fuentes de energía sin emisiones representarán el 60 % de la capacidad instalada.2 Asimismo, la producción de energía renovable se incrementará en un 365 % a lo largo de los próximos tres años.3 Por ello, avanzar en la construcción de una economía más sostenible y resiliente en los países del Mediterráneo pasa por promover las inversiones en el sector de la energía, y se espera que la región requiera inversiones por valor de unos 25.000 millones de euros anuales durante los próximos 30 años.4

Con ocasión del Día Mundial de la Energía, la Unión por el Mediterráneo reafirma su compromiso para reforzar la cooperación y el diálogo en la región. Un buen ejemplo de ello es la próxima celebración del primer Foro Empresarial de Energía de la UpM, que tendrá lugar el día 18 de octubre en El Cairo y donde más de 150 representantes gubernamentales, de grandes empresas privadas y start-ups que trabajan en el ámbito de las energías renovables, así como de instituciones financieras internacionales y bancos de desarrollo, debatirán sobre nuevas oportunidades de negocio y cooperación que ayuden a reforzar una transición energética sostenible y resistente al cambio climático.

Durante la última conferencia ministerial se crearon tres plataformas de diálogo regional en materia de energía con el acuerdo de los 43 ministros de Energía de los Estados miembros de la UpM. Su objetivo es promover y desarrollar las energías renovables y la eficiencia energética, lo cual incluye el mercado del gas, el transporte fiable de los suministros, el despliegue progresivo de las energías renovables y la adopción de medidas de eficiencia energética, así como la integración progresiva del mercado de la electricidad.

Para lograrlo, la UpM ha aprobado y apoyado tres proyectos específicos centrados en la producción de energías renovables y en la transición energética con los que se pretende movilizar 1.000 millones de euros en seis países mediterráneos. El Parque Eólico de Tafila cubre el 3 % de la demanda eléctrica nacional de Jordania. A través del SPREF (Marco Privado de Energías Renovables en el Mediterráneo Sur y Este) el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) proporcionará financiación y movilizará inversiones adicionales de terceros de hasta 834 millones de euros para evitar la emisión de 780.000 toneladas anuales de CO2. Por último, la Universidad UpM de la Energía de Schneider Electric ayuda a los profesionales en el campo de la sostenibilidad y la transición energética ofreciéndoles más de 200 módulos de formación en línea así como una plataforma para la creación de redes colaborativas globales.

“Las energías renovables y la eficiencia energética ofrecen a los países una oportunidad única de reducir su vulnerabilidad en materia de seguridad energética y cambio climático, y de este modo favorecen un desarrollo más humano y sostenible en nuestras sociedades”, ha declarado Jorge Borrego, vicesecretario general para la Energía y la Acción Climática de la UpM. “La UpM reitera su compromiso a la hora de reforzar el diálogo y la cooperación regional con el objetivo de avanzar hacia un nuevo modelo energético en el Mediterráneo, siguiendo las directrices estipuladas por el Acuerdo de París en la COP21 y la COP22”.

En el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y la nueva hoja de ruta orientada a la acción de la UpM para reforzar la cooperación regional, la UpM está intensificando su colaboración con todas las iniciativas y organizaciones a nivel global, regional y subregional para desarrollar una estrategia integral para la cooperación en materia de energía y acción contra el cambio climático en el Mediterráneo.

Información de contexto:

Proyectos con el sello de la UpM

El Secretariado General de la UpM trabaja activamente con todos sus socios en la región para impulsar el desarrollo sostenible a través de proyectos e iniciativas concretos:

Las plataformas de diálogo regional sobre energía de la UpM. La Plataforma del Mercado Regional de la Electricidad, la Plataforma de Energías Renovables y Eficiencia Energética y la Plataforma del Mercado Regional del Gas de la UpM reconocen la importancia de afrontar los desafíos energéticos. El Secretariado General de la UpM cumple su cometido sirviendo de plataforma para los Estados miembros, las instituciones financieras, las organizaciones regionales, las empresas del sector industrial y los expertos que trabajan para mejorar las sinergias en el ámbito de las energías renovables, la eficiencia energética y la integración de los mercados de la electricidad y del gas en la región mediterránea.

El proyecto del Parque Eólico de Tafila abre nuevas perspectivas en el ámbito de los proyectos de energía renovable en el Mediterráneo. Este proyecto desplegado en Jordania cubrirá el 3 % de la demanda eléctrica del país y creará un número sustancial de puestos de trabajo cualificados.

El SPREF (Marco Privado de Energías Renovables en el Mediterráneo Sur y Este) pretende eliminar las barreras que dificultan el desarrollo de los mercados privados de energía renovable en Marruecos, Túnez, Egipto y Jordania. Desarrollado por el BERD, este marco sirve como instrumento para proporcionar mecanismos de financiación eficaces y asistencia técnica dirigida a implementar proyectos de energía renovable en la región. SPREF ayudará a los países a cumplir sus objetivos en materia de energías renovables y evitar las emisiones de CO2.

La Universidad UpM de la Energía de Schneider Electric proporcionará programas gratuitos de formación especializada para los profesionales de la energía a través de una plataforma en línea. Los objetivos del proyecto son desarrollar los conocimientos en materia de eficiencia energética y energías renovables a través de cursos en línea gratuitos e impulsar la creación de redes colaborativas entre los expertos regionales en estas áreas.

Acerca del Día Mundial de la Energía 2017

El Día Mundial de la Energía fue una propuesta del Prof. Harold Oh, presidente del Foro Mundial de la Energía, y fue proclamado por dicho foro el 22 de julio de 2012 en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). El Día Mundial de la Energía se celebró por primera vez el 22 de octubre de 2012 durante la jornada inaugural del Foro Mundial de la Energía 2012 (22-24 de octubre) ante un gran número de jefes de Estado, ministros y delegaciones nacionales provenientes de 85 Estados miembros de Naciones Unidas congregados en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Las delegaciones adoptaron la Declaración de Dubái sobre Energía para Todos, que incluyó un apoyo unánime a la proclamación del Día Mundial de la Energía.

La Unión por el Mediterráneo: una organización enfocada en la acción con una ambición común 

La Unión por el Mediterráneo (UpM) es una organización intergubernamental Euro-Mediterránea que aúna a los 28 países de la Unión Europea y a 15 países del Sur y Este del Mediterráneo. La UpM proporciona un foro único para fortalecer la cooperación regional, el diálogo y la implementación de proyectos e iniciativas concretos con impacto tangible en nuestros ciudadanos, principalmente en los jóvenes, abordando así los tres objetivos estratégicos de la región: la estabilidad, el desarrollo humano y la integración.

El Secretariado General de la Unión por el Mediterráneo es la plataforma que operacionaliza las decisiones tomadas por los Estados miembros, implementando proyectos estratégicos en la región a través de una metodología única basada en redes colaborativas de socios y el intercambio de mejores prácticas y metodologías innovadoras. Actualmente, los más de 45 proyectos regionales aprobados por los Estados miembros suponen un valor de más de 5.000 millones de euros, y se centran en los ámbitos de crecimiento inclusivo, empleo juvenil, empoderamiento socioeconómico de la mujer, movilidad estudiantil, desarrollo urbano y acción sobre el clima.