Hoy, 17 de mayo, se celebrará la subasta de adjudicación del régimen retributivo específico para nuevas instalaciones renovables. Con esta subasta, el Gobierno garantiza que las nuevas instalaciones renovables que se introduzcan sean las más competitivas en costes, las más maduras en desarrollo tecnológico y, por tanto, las más baratas para todos los consumidores.

La subasta será tecnológicamente neutra, permitiendo a las distintas tecnologías renovables competir en igualdad de condiciones. La subasta se llevará a cabo mediante un mecanismo competitivo, de manera que resultarán adjudicadas aquellos proyectos que supongan un menor coste para el consumidor.

Se subastarán 2.000 MW de potencia renovable, pudiendo ampliarse en otros 1.000 MW adicionales, si el resultado de la subasta ofrece precios competitivos.