Enviado por José Antonio Sierra

 

El presidente del Clúster Andaluz de Energías Renovables y Eficiencia Energética (CLANER), Alfonso Vargas, y el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez, han firmado un acuerdo de colaboración para la cooperación institucional mutua en el fomento de las energías renovables, el crecimiento sostenible y la eficiencia energética en los municipios de Andalucía.

El acuerdo contempla las bases generales para realizar actividades conjuntas que faciliten la implantación de medidas para mejorar las condiciones energéticas en los gobiernos locales andaluces, así como la consecución de los retos en energía y medioambientales recogidos tanto en la Estrategia FAMP 2020 como en la Estrategia Energética de Andalucía.

Entre las actuaciones planteadas, destaca el asesoramiento mutuo en materia de energías renovables, ahorro y eficiencia energética, y en todo aquello que contribuya a paliar los efectos del cambio climático; la participación en proyectos nacionales e internacionales con acceso a financiación conjunta y la transferencia de conocimientos y experiencias en empresas y organismos municipales para atender mutuamente demandas y plantear soluciones.

El presidente de CLANER, Alfonso Vargas, ha declarado que “estamos muy satisfechos con este acuerdo de colaboración ya que compartimos visiones comunes, tanto en la necesidad ambiental de cambiar hacia un modelo energético basado en las renovables como en el papel esencial que las administraciones públicas locales ejercen en la transformación y modernización de la sociedad, lo que nos lleva a poder afrontar retos comunes con la fortaleza que genera la unión de empresas y entes locales de servicio público”.

Por su parte, el presidente de la FAMP ha manifestado que “debemos reconocer que estamos avanzando por la senda marcada en anteriores planificaciones energéticas andaluzas en la descarbonización y la suficiencia del sistema energético”. Fernando Rodríguez ha explicado “que se está intensificando el uso de energías renovables, extendiendo la cultura y la mejora de la eficiencia energética, potenciando las actuaciones locales y la gestión colectiva de la energía, apostando por la innovación y apoyando a las empresas y entidades en sus proyectos.” “Es una apuesta del municipalismo por el medio ambiente y la eficiencia energética que nos beneficia a todos”, ha afirmado.

Para el presidente de la FAMP, “este nuevo marco de planificación incorpora conceptos que permiten situar a la ciudadanía en el centro del sistema energético, tales como el autoconsumo, formación e información energética o la gestión colectiva de la energía, para que pueda gestionar adecuadamente su demanda y elegir el origen de la energía que consume”.