La consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, ha subrayado que “las tecnologías de almacenamiento de electricidad permitirán un aumento significativo de la cuota de mercado de las energías renovables” en cuya producción Aragón ya es líder y por cuyo desarrollo además ha apostado decididamente el Gobierno autonómico.

Gastón ha inaugurado hoy el Seminario sobre “El almacenamiento de electricidad” organizado por Gas Natural Fenosa en el hotel Silken Reino de Aragón de Zaragoza y -tras la intervención de Martí Solá, director general de la Fundación- ha recordado que la Comunidad aragonesa ha sido pionera en varias de estas tecnologías.

Concretamente se ha referido a las hidroeléctricas reversibles, con las centrales de Urdiceto construidas a principios del siglo XX en el Pirineo aragonés; a las baterías electroquímicas, con una larga experiencia industrial y empresarial de líderes del sector y centros de investigación; y especialmente con las tecnologías del hidrógeno, en las que “Aragón es referente no sólo a nivel nacional y europeo sino también a nivel mundial”.

Este seminario técnico -durante el que se ha presentado un libro encargado por la Fundación Gas Natural Fenosa a Joan Mamón Morante, catedrático de la Universidad de Barcelona y director del instituto de investigación de energía de Cataluña- resulta muy oportuno según la consejera Marta Gastón, “dado que uno de los principales desafíos del sector energético en todo el mundo es el de lograr almacenar la electricidad de forma eficiente y barata.

“Por todos y todas es conocido que la tecnología actual obliga a una simultaneidad entre la producción energética y su consumo –ha señalado-. Sin embargo, el crecimiento de las energías solar y eólica pone de manifiesto la importancia de encontrar sistemas disruptivos que permitan el almacenamiento de electricidad para su consumo en momentos en los que no hay sol o no sopla el viento.

La consejera ha explicado que Aragón es líder en producción con energías renovables, que en 2015 representaron el 50,8% del total de energía generada en la Comunidad, y dentro de éstas la eólica participó en un 27,3%, sólo superada ligeramente por el carbón con un 28,7%.

También ha resaltado que el Gobierno aragonés clarificó a finales del año pasado el marco regulatorio del sector eólico, que salió así de la parálisis en que se encontraba en la Comunidad, y en febrero de este año declaró de interés autonómico trece parques en varias comarcas aragonesas con una potencia total de 382 megawatios, una inversión de 378,5 millones y la previsión de 2.400 puestos de trabajo en la fase de construcción, aparte del empleo para varias décadas durante la fase de explotación.

Además de la mayor cuota de mercado para las renovables, el desarrollo de las tecnologías de almacenamiento también es crucial, ha resaltado Gastón, para la sostenibilidad energética con la reducción de emisiones contaminantes, para la mejora de las redes eléctricas y el desarrollo de un servicio a la carta para el cliente final, y también para generar oportunidades de negocio industrial y empresarial.

Las tecnologías de almacenamiento, ha insistido, “pueden favorecer la competitividad y el posicionamiento de nuestras empresas en aquellos sectores demandantes”. Ha apuntado que Huesca acogerá este año sendos encuentros internacionales sobre estas tecnologías: el Congreso Internacional de Baterías Metal-Aire MABIC en junio y el Congreso Iberoamericano de Hidrógeno y Pilas Combustible IBERCONAPPICE en octubre.

En la misma línea, ha destacado la colaboración público-privada en la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, “con un amplio abanico de acciones destinadas a mejorar la competitividad del sector industrial promoviendo el uso del hidrógeno como vector energético”.

El director gerente de la Fundación del Hidrógeno, Fernando Palacín, ha sido uno de los expertos que han informado con detalle sobre las tecnologías reseñadas en el libro sobre “El almacenamiento de la electricidad”. El seminario también ha contado con la participación del director general de Energía y Minas del Departamento de Economía, Alfonso Gómez, en la sesión de clausura.