La Feria Internacional de Energía y medioambiente, Genera, llega el día 13 a Madrid. Organizada por IFEMA, este evento de tres días de duración, tendrá como algunos de sus temas principales el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la situación de las energías limpias en Europa, la eficiencia energética en entornos urbanos para mitigar el cambio climático, o el autoconsumo en la red, y abordará asimismo las herramientas para la descarbonización de la economía española, en su jornada más técnica.

En medio del panorama actual, caracterizado por una incertidumbre política que podría afectar al curso de las medidas entorno a estos temas, Eaton, líder en gestión de energía, recuerda que España está bien posicionada para alcanzar los objetivos estipulados para 2020 derivados de su compromiso con el paquete verde de Europa, como confirma el último informe de seguimiento publicado por la Comisión Europea. Según esta misma fuente, el porcentaje de participación de las energías renovables en el consumo final en 2016 era del 17,3%, a 2,7 puntos del objetivo del 20% que se prevé cumplir gracias a las subastas de renovables.

Según las cifras más optimistas del Ministerio de Industria, Turismo y Agenda Digital de España, la energía solar podría convertirse en la principal fuente de energía del país en 2030, alcanzando una capacidad de producción de energía de 47.1TWh en 2030, seguida de eólica (31.0TWh).

Eaton, que apuesta sin duda por el potencial de las renovables, recuerda asimismo que solo la industria eólica europea emplea a 263.000 trabajadores y contribuye con 36.000 millones de euros al PIB de la UE, según fuentes de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

José Antonio Afonso, responsable del segmento commercial building en Eaton España, comenta: “De acuerdo con una investigación del HSBC, Europa está haciendo la apuesta más fuerte en lo relativo a inversiones verdes a nivel global, con un 97%. Lo vemos en los planes generalizados que se están llevando a cabo para aumentar las asignaciones de capital en tecnologías bajas en carbono y en otros activos que reflejan el rápido desarrollo en este campo. En España, no podemos quedarnos atrás, ya que esto significaría desperdiciar la gran oportunidad que nuestra posición privilegiada nos concede. Ahora más que nunca es el momento de que el gobierno, la industria, y demás agentes involucrados aprovechemos la oportunidad de crear un nuevo mix de energía: uno donde las renovables cobren un papel central y protagonista”.