La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez ha anunciado hoy en Cudillero la contratación de un estudio para implantar energías renovables en las cofradías de pescadores asturianas, con el fin de que puedan ser autónomas, eficientes y rentables desde el punto de vista medioambiental.

 

La Cofradía de Pescadores de Bustio (Ribadedeva) es la primera y única de España que ya ha implantado un sistema que le permite autoabastecerse de energía limpia y con el que, además de asumir un compromiso ambiental para disminuir la emisión de carbono, ahorra en torno a 10.000 euros anuales en gastos de electricidad.

 

Este sistema consiste en la instalación de aerogeneradores y placas solares que han permitido la desconexión de la red eléctrica de la lonja y sus servicios: oficina, viveros, fábrica de hielo, cámara de conservación de carnada. Las obras, financiadas a través del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (Femp), contaron con una inversión de 129.000 euros entre 2014 y 2017.

 

El estudio encargado por el Principado cuenta con un plazo de ejecución de tres meses y ha sido ya adjudicado a la empresa Ingeniería Eléctrica MYA, por un importe de 19.058 euros.

 

Álvarez ha manifestado que, una vez ejecutado el proyecto de la cofradía de Bustio, el estudio que se llevará a cabo en el resto de estas asociaciones asturianas, otras 17, “pretende conocer la composición y el coste del gasto energético de cada una de ellas, proponer medidas para reducirlo y, en consecuencia, mejorar su competitividad y su imagen, reduciendo emisiones de carbono y abriéndose al uso de nuevas tecnologías”. “Se trata, por tanto, de un proyecto que afectará positivamente a la sostenibilidad ambiental y a la sostenibilidad económica”, ha añadido.

 

Un estudio en cinco etapas

 

Álvarez ha explicado que el estudio se realizará en cinco etapas, que incluyen la revisión inicial, las mediciones in situ, la evaluación y el análisis, la elaboración de propuestas de mejoras, con su valoración económica y, finalmente, la entrega de documentación y realización de una jornada de presentación a los interesados. Además, ha subrayado que este conjunto de información “permitirá a cada una de las cofradías valorar el interés de las posibles adaptaciones, para financiarlas través de las ayudas del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (Femp) y de las convocatorias de los Grupos de Acción Local de Pesca (Galp)”.

 

Frente a las críticas que, en ocasiones, reciben las iniciativas de los Galp, la consejera ha destacado que existen “muchos nichos de inversión vinculados directamente con la mejora de la rentabilidad económica de los pescadores y sus asociaciones, si se utiliza la imaginación y huimos de las ayudas clásicas, cada vez más limitadas en los países de la Unión Europea”.

 

Otros ejemplos en Asturias de proyectos innovadores financiados a partir de este eje del Femp, destinado a la diversificación pesquera, son la puesta en marcha de la marca de calidad de Pescado de Rula, con Artes Sanos, la adaptación de la de Merluza del Pincho de Cudillero o la certificación MSC para el pulpo en las cofradías de Tapia de Casariego, Viavélez, Ortiguera y Puerto de Vega, primera certificación de sostenibilidad pesquera de un cefalópodo a nivel mundial.

 

Álvarez se ha referido a otros ejemplos “igual de interesantes para el sector como la construcción o adaptación de apartamentos turísticos promovidos por pescadores o las adaptaciones como centros de interpretación de la pesca en las lonjas de Puerto de Vega, Ribadesella o Candás”.