La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, mediante el Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (IVACE), ha aprobado un presupuesto de 2,05 millones de euros para apoyar a 137 proyectos empresariales en la Comunidad Valenciana. Gracias a estas ayudas, se pretende una mayor implantación de medidas de eficiencia y ahorro energético, con una clara finalidad: reducir los consumos energéticos en el ámbito empresarial e industrial.

Un 30% del consumo total de energía de la Comunitat Valenciana se produce en el sector industrial. Ante estos datos, resulta de gran trascendencia implementar soluciones destinadas a la eficiencia energética y el ahorro en el consumo de este sector. Por ello, el IVACE subvencionará, más de un centenar de proyectos con unas ayudas de hasta el 30% del coste elegible.

Entre las acciones que se van a incentivar con estas ayudas destacan las relacionadas con la sustitución de instalaciones y equipos por otros que permitan una mayor eficiencia energética. También, se incentiva la mejora de rendimiento en las instalaciones existentes, o la recuperación de calores residuales.

Mención especial se hace con la concesión de estas ayudas económicas a iniciativas como la propuesta de Linkener, relativa a la implantación de sistemas de telemedida y monitorización, que permiten el control de los consumos energéticos y las mejoras de la eficiencia energética para un consumo energético más óptimo en las fábricas.

 

Incentivar el ahorro energético

Desde el Ivace se pretende estimular aquellas acciones y soluciones que impliquen, como mínimo, ahorros energéticos superiores al 30% en ámbitos como el de la iluminación. Acciones como la sustitución de luminarias (hacia el LED), o la implantación de sistemas domóticos que permitan la teleactuación, entre otros.

Otro aspecto que destaca en estas ayudas es facilitar el acceso de las empresas e industrias al análisis y gestión de sus consumos energéticos que permitan implementar soluciones destinadas al ahorro energético. De esta manera, se pretende apoyar económicamente las iniciativas que favorezcan sistemas de gestión energética, acorde a los parámetros de la normativa ISO 50001.

 

Impulsar un consumo energético más eficiente

Una de las motivaciones de dichas ayudas es reducir el excesivo coste económico que supone la energía en los sectores industriales. Actualmente significan la primera o segunda causa de costes en la factura energética. De tal manera que una gestión eficiente del consumo energético es fundamental para la rentabilidad empresarial.

Estas ayudas del IVACE para la eficiencia energética están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en un 50%, desde el Programa Operativo FEDER instaurado en la Comunitat Valenciana,. Su periodo de vigencia se extiende desde 2014 a 2020, enmarcado en el Eje Prioritario 4, que no es otro que  favorecer la transición a una economía baja en carbono en todos los sectores.

Un ejemplo de eficiencia energética

Un ejemplo de empresas que ha sido reconocida dentro de este programa de ayudas de IVACE es Linkener. Esta empresa valenciana logró, durante el ejercicio 2016-2017, desarrollar el proyecto de I+D “Desarrollo de sistemas avanzados de gestión y predicción de datos de consumo eléctrico e integración en la plataforma Linkener”. Una propuesta basada en la plataforma Plug&Save que ofrece funcionalidades muy variadas, entre las que destacan la predicción del precio de mercado de la energía hasta con un año de antelación. Este sistema desarrollado por Linkener permite hacer predicciones entorno a la cantidad de energía necesaria para la ciudadanía, lo que porta una gran competitividad, no solo a nivel nacional, sino también internacional.