Los ayuntamientos “tienen la posibilidad y la capacidad de convertirse en los actores principales del cambio de modelo energético”, así lo destacó ayer Fernando Ferrando, Presidente de la Fundación Renovables durante la Jornada Hacia la sostenibilidad energética y el futuro renovable de las ciudades, organizada por la Fundación Renovables y Energy Cities. En el fructífero encuentro, enmarcado dentro del proyecto The Renewables Networking Platform de la Comisión Europea, diferentes expertos en energía y responsables políticos de las ciudades pioneras en el escenario de la transición energética a nivel europeo intercambiaron experiencias y puntos de vista sobre el camino a seguir para alcanzar municipios eficientes, sostenibles y habitables. Un camino que, tal y como señaló Miriam Eisermann, Responsable de Comunicación y Política de Energy Cities, “no ha de centrarse en los obstáculos sino en obtener soluciones disruptivas que han de exigirse a los gobiernos”.

En un contexto de inacción gubernamental, los municipios han de ser necesariamente el elemento de arrastre para la transición energética. Las administraciones locales deben ser conscientes de lo que se puede hacer, y de lo que ya se está haciendo, en el ámbito de la sostenibilidad en los espacios urbanos, pero para ello, tal y como afirmó Juan Ávila Francés, Secretario General de la Federación Española de Municipios y Provincias, “hay que dotarlas de las herramientas necesarias para que puedan ser agentes activos del cambio”.

En esta línea, Stephan Brandligt, Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Delft (Países Bajos), remarcó la importancia de implicar a los ciudadanos en este proceso de transición energética y en los planes de adaptación y mitigación del cambio climático que se pongan en marcha desde los ayuntamientos. En Países Bajos el 80% de los ciudadanos manifiestan su voluntad de ser partícipes de las decisiones que se tomen en su barrio o distrito por lo que las políticas locales “han de ser transparentes y reflejar el interés común”.

Desde Ecodes, Cristina Monge, Directora de Conversaciones, remarcó la necesidad de replantear y repensar el modelo de ciudad para combatir la desigualdad ya que son los colectivos más vulnerables y las personas con menos recursos las que sufren más directamente las consecuencias del actual y contaminante modelo, aunque, añadió, “el telón de fondo acoge a toda la ciudadanía”.

El autoconsumo en las ciudades fue otro de los temas abordado en la jornada. Sara Pizzinato, Responsable de la Campaña de Renovables de Greenpeace España, desgranó un estudio de la ONG que demuestra que “un 30% de los ciudadanos está muy interesado en abandonar su rol de consumidor ciego para involucrarse activamente en la transición energética”. Cristina Castells, Gerente de la Agencia Local de la Energía de Barcelona, explicó el proyecto de comercializadora municipal que la Ciudad Condal pondrá en marcha en julio de 2018 a nivel municipal y en 2019 a nivel ciudadano y que, tal y como aseguró, pretender configurarse como un elemento que ayude al ciudadano a mejorar sus hábitos de consumo.

Las ciudades de Copenhague, Vitoria-Gasteiz y París, compartieron sus experiencias como ciudades pioneras en la implementación de esquemas de movilidad sostenible. Mikkel Larsen, Agregado de Comunicación en la Embajada de Dinamarca en España, explicó la hoja de ruta seguida por la capital danesa para alcanzar el objetivo de ser neutra en carbono en 2025. Por su parte, Roberto González, Jefe del Área de Sensibilización Ambiental del Centro de Estudios Ambientales del Ayuntamiento de Vitoria–Gasteiz, desgranó las iniciativas sobre movilidad emprendidas a nivel local desde que en 2008 la ciudad firmase el Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible. Si bien Copenhague centra sus políticas de movilidad en fomentar los transportes en bicicleta, las de Vitoria-Gasteiz pasan por la “peatonalización bien entendida”, no como un objetivo sino como una forma de hacer una ciudad más humana. También París ha decidido implantar objetivos ambiciosos que pasan por una reducción del consumo de energía del 50%, una reducción del 80% de su huella de carbono y un 100% de energías renovables y cero emisiones para 2050, tal y como explicaron Yann Françoise, Responsable de la División de Clima-Energía y Economía Circular de la Agencia de Ecología Urbana de París y Julien Dossier, Fundador de Quattrolibri, estrategias bajas en carbono.

Por su parte, Rodolfo López, Jefe del Departamento de Eficiencia Energética del Ayuntamiento de Madrid, anticipó algunos detalles de la Hoja de Ruta para la Sostenibilidad Energética del Ayuntamiento de Madrid en cuya elaboración ha colaborado la Fundación Renovables y con la que el consistorio pretende alcanzar su autosuficiencia energética en 2030.

En cuanto al marco europeo, Florent Marcellesi, Eurodiputado de EQUO, centró su intervención en el Paquete de Invierno de la Comisión Europea. Marcellesi criticó que la Directiva de Renovables no contemple objetivos vinculantes a nivel nacional y que, pese a haber aumentado el objetivo de renovables al 35%, este incluya una desviación del 10%.

Fernando Ferrando, Presidente de la Fundación Renovables, recordó que la energía es un bien básico que no puede entenderse solamente como un negocio y defendió la capacidad de los ayuntamientos para ser elementos clave del cambio de modelo como consumidores, propietarios de activos, prestadores de servicios, promulgadores de normas y agregadores.

Para finalizar, Claire Roumet, Directora Ejecutiva de Energy Cities, recordó que el interés común de todos los ciudadanos debe prevalecer por encima de cualquier interés privado. Son muchas las administraciones locales que cuentan con la capacidad y la ambición para alcanzar un futuro sostenible, por lo que invitó a todos ellas a “formar alianzas” que les permitan vencer los obstáculos y acelerar y catalizar el proceso de transición energética que ya está en marcha.

De izquierda a derecha: Miriam Eisermann, Responsable de Comunicación y Política de Energy Cities; Juan Ávila Francés, Secretario General de la Federación Española de Municipios y Provincias y Fernando Ferrando, Presidente de la Fundación Renovables.
Un momento durante la reunión de trabajo.