Audax Renovables, antes Fersa Energías Renovables, ha cerrado el primer semestre del año 2017 con un beneficio de 2,02 millones de euros, frente a unas pérdidas de 6,80 millones de euros del mismo período del año anterior. Este resultado confirma que con la toma de control de Audax Energía en 2016 la compañía ha iniciado un proceso de integración que se está consolidando positivamente.

 

Los principales hechos que han contribuido a la mejora de los resultados obtenidos en el primer semestre han sido:

  • El incremento de la producción respecto al año anterior, consecuencia de un mayor recurso eólico y del mejor aprovechamiento del mismo mediante la optimización de la operación de las plantas de Audax Renovables
  • El incremento del precio del pool a nivel nacional
  • Las mayores retribuciones específicas establecidas para los parques españoles para el semiperíodo regulatorio 2017 a 2019
  • La disminución sustancial de los gastos de explotación fruto de la reducción y la optimización de costes

 

Durante el primer semestre de 2017 el importe neto de la cifra de negocio se ha incrementado un 32%, hasta alcanzar los 17,57 millones de euros. El EBITDA generado asciende a 11,80 millones de euros, representando un incremento del 82% respecto al mismo período del año anterior.

 

Adicionalmente, la deuda financiera neta a cierre del período se sitúa en 126,14 millones de euros, lo que supone una reducción de 5,59 millones euros.

 

De la energía producida por Audax Renovables en el primer semestre de 2017, el 74% de la misma se ha generado en España, mientras que Francia ha aportado el 8% y Polonia el 18% del total. La producción de los parques en este periodo ha alcanzado los 217,6 GWh de energía 100% renovable, un 10% más que en el mismo periodo del año anterior.

 

La mejora de la competitividad que se había propuesto Audax Energía tras la toma de control está dando sus frutos y fortalece los planes de futuro de la filial de generación renovable del Grupo Audax.