Las oportunidades y desafíos en el mercado sudamericano de generación y almacenamiento de energía serán temas en la mayor feria de Sudamérica para el sector de energía solar. 

Los informes globales sobre mercados de almacenamiento de energía apuntan a que Estados Unidos (específicamente California) y Alemania, gracias a sus altas tasas de generación y consumo, se destacan en almacenamiento de energía eléctrica generada por medio de tecnologías fotovoltaicas.

A pesar de las inversiones de Chile – que, con 50 MW ya instalados, es el país latinoamericano más avanzado en el sector – y de algunos avances en Puerto Rico, Latinoamérica sigue siendo el menor mercado de almacenamiento de energía en el mundo. Sin embargo, el incremento de proyectos solares en México, Argentina y Brasil puede impulsar el sector en la región.

Según la Asociación Brasileña de Almacenamiento y Calidad de Energía (Abaque), el mercado potencial brasileño para sistemas de almacenamiento de energía es de 95 GW – un volumen suficiente para satisfacer toda la carga del país durante una hora. Aún según Abaque, el total instalado en agosto de 2015 era de 185,3 GW, llegando a 187,3 GW en marzo de este año.

Sudamérica es una de las cinco áreas de mayor potencial solar en el mundo. La creciente participación de la energía solar en el mercado, junto con otras energías renovables, anuncia un cambio estructural que plantea desafíos en la legislación y políticas energéticas además de los retos ya existentes en tecnologías de almacenamiento, sistemas de transmisión inteligente y administración de la demanda.

La quinta edición de Intersolar South America, entre el 22 y el 24 de agosto en San Pablo, tratará tanto de la necesidad de estructurar marcos regulatorios y de la evolución de modelos de suministro que flexibilizen la comercialización de energía e incorporen servicios más amplios en el sector. Con eventos en cuatro continentes, Intersolar ya es la mayor serie de ferias para el sector solar y sus vinculados.

La feria consolida tecnologías dirigidas a ese mercado, además de poner en discusión temas importantes para el crecimiento del país. Los destaques de este año serán energía fotovoltaica, tecnologías de producción FV, almacenamiento de energía y tecnologías termosolares. Desde su fundación, la Intersolar South America se ha convertido en la plataforma más importante para fabricantes, proveedores, distribuidores, prestadores de servicios y otros vinculados al sector solar.

Aparte de los más de 200 expositores brasileños e internacionales, la feria será acompañada por una conferencia de tres días que discutirá el futuro de las generaciones distribuida y centralizada de energía solar, además de los desafíos y limitaciones del mercado FV brasileño. La conferencia también enfocará la importancia estratégica de la energía termosolar en Brasil y abordará tecnologías FV, financiamiento FV y almacenamiento de energía.

Según Mônica Carpenter, directora de Aranda Eventos – la organizadora de Intersolar South America 2017 en asociación con Solar Promotion International y FMMI –, el potencial brasileño en el sector es inmenso y la feria es fundamental para diseminar tecnologías ya utilizadas mundialmente. “A cada año, la Intersolar se consolida como punto de encuentro de expertos y protagonistas nacionales e internacionales, que son los verdaderos responsables por el crecimiento que vemos en el