“No podemos seguir creciendo como antes, sino hacerlo de forma más consciente e inteligente”, afirma Peter Blom

“Es muy curioso que exista un exceso de liquidez en el mundo, no conectado con la economía real, y al mismo tiempo saber que hace falta más dinero para cuestiones como la salud y que haya menos desigualdad”. Es una de las reflexiones de Peter Blom, CEO de Triodos Bank, en una entrevista de la documentalista holandesa Renée Scheltema en la que expone su visión sobre qué hacer para conseguir una economía que de verdad sirva a las personas.

Como novedad, este año la entrevista que incluye habitualmente el Informe Anual de Triodos Bank ha sido realizada por una persona independiente. Blom responde a Scheltema, profesional con tres décadas de trayectoria y cuyo último trabajo documental, Normal is Over, trata sobre la mala salud del planeta vinculada con la actividad humana, y las soluciones emergentes.

La Revista Triodos comparte la grabación de la entrevista, así como lo más destacado de la misma.

Entre la crisis económica y la economía ecológica

“No se puede hablar de economía sin ecología, y tengo la impresión de que las hemos separado”, piensa Peter Blom, para quien “no podemos seguir creciendo como antes, sino hacerlo de forma más consciente e inteligente” y que se manifiesta optimista sobre la posibilidad de aprender de las crisis económicas, teniendo en cuenta que “no hay un número infinito de oportunidades”.

¿Cómo cambiar el curso de mayor desigualdad económica y sobrexplotación natural? “El dinero por si mismo no puede hacer nada, siempre está conectado con las personas”, afirma, y explica de qué manera una entidad de banca con valores como Triodos Bank lo dirige hacia una economía más humana. Por un lado, el banco “nació para ofrecer a la gente la oportunidad de manejar su dinero de una forma más consciente”, ofreciendo transparencia sobre su destino. Y lo pone en movimiento “a través de emprendedores sociales, personas que quieren contribuir a la calidad de vida de otras personas, incluyendo al planeta”.

“No podemos seguir creciendo como antes, sino hacerlo de forma más consciente e inteligente”

Para Blom, una muestra de la viabilidad de esta forma de actuar es como “la estrecha relación de Triodos Bank con la economía real ha hecho fuerte al banco”, de acuerdo con los resultados positivos desde su creación en 1980, financiando únicamente a los sectores social, cultural y medioambiental y superando periodos de crisis económica.

Sobre este modo diferenciado de actuar, explica también que “cotizar en bolsa no es una opción para Triodos Bank, porque queremos conocer quiénes son nuestros accionistas, 35.000 en este momento. No queremos accionistas anónimos ni que se especule con las acciones”.

 

Tipos negativos, economía real y donación

La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que ha situado en negativo (-0,4%) el tipo de interés del dinero que los bancos depositan en el BCE, lanza diversos mensajes a la sociedad. Por un lado, el más evidente de que los bancos, y también las personas que contraten los primeros productos financieros con interés negativo que están surgiendo en Europa, deben pagar por ahorrar, en lugar de cobrar.

“Creo que los tipos de interés negativos son un cambio fascinante en estos momentos. ¿Qué nos dicen? Se da la situación de que, al ahorrar el dinero en un sitio, hay que pagar por guardarlo ahí. Al mismo tiempo, desde una perspectiva macro, también se podría decir que se ha creado mucho dinero, pero en realidad no sabemos qué hacer con él”, explica Blom. Para el consejero delegado del Grupo Triodos, los tipos negativos están vinculados con la realidad del alto volumen de dinero que se destina a especulación en el mundo y no a economía real. Los tipos negativos buscan que el dinero vuelva a la economía productiva para obtener rendimiento. “No se está pudiendo conectar todo el dinero disponible con los emprendedores, y ese es un nuevo reto”, detalla el responsable de un banco que opta por no involucrarse en la especulación financiera.

 

NORMAL IS OVER: UN DOCUMENTAL PARA CAMBIAR EL CHIP

¿Y si la situación social y medioambiental global lleva a que lo que se consideraba “lo normal” y “lo alternativo” intercambien posiciones? El premiado documental Normal is over, hace un diagnóstico de la situación y destaca soluciones en marcha como el modelo de banca con valores de Triodos Bank.

Además, la existencia de tipos de interés negativos nos lleva a una reflexión social más profunda. “Nos confronta con el hecho de que el valor del dinero no es absoluto. Depende de las personas que quieren hacer algo con él. Si nadie hace nada, el dinero no tiene valor. Por tanto, debemos encontrar un nuevo equilibrio entre dinero y emprendimiento”, reflexiona Blom. Advierte del riesgo que supone “toda esta liquidez circulando por el mundo, sin conexión con la economía real”. En su opinión, está la opción de invertir este dinero en mejoras concretas de la calidad de vida, incluso en forma de donación”,

Por ejemplo, para dar soluciones a problemas tan acuciantes como el cambio climático. El máximo responsable de Triodos Bank cree que ha llegado el momento de que la economía y el dinero sirvan para “devolverle a la naturaleza, más que seguir quitándole” y de actuar con “la idea de cooperación, de sumar esfuerzos” como pilar económico por una sociedad más justa.

“Creo que hemos olvidado la rentabilidad de la donación”

Para ello, además de dedicar dinero al crédito para iniciativas con impacto positivo, Blom pone el foco en el potencial de la donación. “Lo interesante es que muchos depositantes de Triodos Bank han destinado los intereses recibidos a ONG, para apoyar buenas causas”, explica. “Creo que hemos olvidado la rentabilidad de la donación”, afirma Blom, para quien esta herramienta es fundamental y revierte en un beneficio colectivo esencial para el equilibrio global.

Cambiar de mentalidad es clave, considera el CEO internacional de Triodos Bank: “A veces, me preocupa que nos movemos hacia un mundo en el que todo está comercializado y se convierte en transacción… si continuamos haciendo eso, al fin estaremos completamente solos, ninguna persona ayudará a ninguna otra, todo el mundo actuará solamente si es por un interés comercial”.